La Asociación, conformada por más de 100 familias campesinas, ha luchado durante años por la tenencia de unos predios, que por décadas han sido apropiados de forma ilegal por narcotraficantes y paramilitares del Bloque Central Bolívar, y más recientemente, por empresas palmeras. Asocab nace por la necesidad de buscar alternativas colectivas de subsistencia en el campo. Para esto, brindan asesoría a líderes de la comunidad, realizan denuncias y generan recursos para el desarrollo de proyectos productivos. Se catalogan como una Asociación que promueve la paz y la resistencia pacífica, a pesar de las constantes amenazas, desplazamiento y agresiones tanto de bandas criminales como de la empresa privada. Y centran su tarea en la reparación y restitución de tierras, así como la defensa de derechos humanos, la justicia y la verdad.